¡Qué dulzura de Receta!

 

 

Ingredientes:

-225 gramos de mantequilla a temperatura
ambiente
-1 taza de azúcar en polvo
-1 cucharadita de extracto de vainilla
-¼ de extracto de almendras
-2 ½ tazas de harina
-½ cucharadita de sal
Cobertura para decorar
-1 clara de huevo
-¼ de cucharadita de crémor tártaro
-1 taza de azúcar en polvo

Preparación:
Bata en el procesador de alimentos la mantequilla y el azúcar hasta que quede cremosa. Añada el extracto de vainilla y el de almendras. Cierna la harina y la sal y agréguelas con el procesador prendido, poco a poco, a la mezcla de la mantequilla, hasta que la masa quede firme y no se le pegue a las manos. Si es necesario agregue más harina hasta que adquiera la consistencia necesaria. Deje la masa en el refrigerador por lo menos dos horas, mejor de un día para otro. Coloque las rejillas del horno en el tercio superior y en el inferior y precaliente a 350 ºF (180 ºC). Extienda la masa en una superficie enharinada y con el rodillo redúzcala a 0,5 cm de grosor. Corte las galletas con los cortadores y colóquelas sobre las latas forradas con papel parafinado dejando por lo menos 4 cm entre una galleta y otra. Mantenga la masa en la nevera para que no se caliente. Hornee las galletas hasta que los bordes empiecen a dorar, cerca de 10 minutos. Saque las galletas de la lata y déjelas enfriar. Decórelas o rellénelas con mermelada.

La cobertura:
En un recipiente bata la clara a punto de nieve. Añada el crémor tártaro. Luego agregue el azúcar poco a poco hasta que la preparación forme picos. Como se seca rápido, manténgala tapada con un trapo húmedo. Puede teñirla con colorantes vegetales.

shutterstock_81958171